Hoy en día sabemos que el sueño es un fenómeno de vital importancia para nuestra salud. Entre sus beneficios podemos enumerar los siguientes:

Fortalece el sistema inmunológico

Hay estudios que demuestran que las personas que duermen menos de 7 horas son más propensas a resfriarse, mientras que tener un buen descanso nos permite proteger a nuestro organismo de virus y toxinas.

Mejora nuestro estado mental

Un buena calidad del sueño nos ayuda a mejorar nuestra actividad mental durante el día, así como a tener un buen estado de ánimo.

Protege el corazón

No dormir horas suficientes está relacionado con un aumento de hormonas del estrés en la sangre, lo que favorece el aumento de la presión sanguínea y el colesterol, factores determinantes en las enfermedades cardiovasculares.

Mejora la memoria

Se ha demostrado que mientras dormimos, el cerebro aprovecha para consolidar los aprendizajes del día y los recuerdos, jugando un importante papel en la memoria.

Para favorecer un buen descanso es importante seguir ciertas rutinas a la hora de acostarse y levantarse, evitar el consumo de alcohol o cafeína antes de dormir y por supuesto contar con un buen colchón que nos garantice un sueño reparador.