Si eres de los que después de comer te preguntas si echarte una siestecilla o no… ¡Nuestra respuesta es definitivamente sí! Y es que dormir la siesta tiene muchas ventajas y beneficios para tu salud. Y hoy queremos contarte algunos:

1. Incrementa tu paciencia

¡No te enerves y duerme un rato! Si alguna vez te sientes frustrado o superado por alguna situación la mejor solución es dormir un ratito. Te ayudará a despejarte y afrontar el día con más fuerza.

2. Despierta tu creatividad

Una cabezadita por la tarde te ayudará a solucionar tus problemas de forma más creativa. ¿Será por qué se sueña más?

3. Mejora tu salud mental

Combinado con ejercicio regular la siesta ayuda sobre todo a personas ancianas a mejorar su salud mental.

4. Ayuda al corazón

La rutina y nuestro continuo ritmo frenético es uno de los principales enemigos de nuestro corazón. Por eso muchos especialistas recomiendan dormir hasta 45 minutos de siesta para ayudar a la recuperación cardiovascular.

5. Incrementa nuestra positividad

Una vez alcanzada la fase de sueño REM el estado de ánimo empieza incrementarse. ¡Por eso después de levantarte te sentirás más feliz y renovado!

¡Y mucho más! Si es que está claro que dormir no es solo un placer si no que es además muy beneficioso. Eso sí, no te pases con las horas de siesta y cuidado con el sitio en donde eliges dormir, busca siempre una cama confortable y de gama superior para incrementar la calidad de tu descanso.