Si eres seguidor de este blog ya sabrás la gran relevancia que tiene dormir para el ser humano, pero la vital importancia que este tiene en la edad pediátrica e infantil. Su función reguladora y reparadora en el organismo, así como su valiosa importancia en el desarrollo psicológico, mental y emocional despierta mucho interés entre padres y madres. Por eso en el post de hoy profundizaremos sobre el desarrollo de los niños a través del sueño comentando los puntos claves en este tema:

El tiempo y el aprendizaje

El tiempo que duermen los más peques de casa influye directamente en su capacidad de aprendizaje, la aparición o no de comportamientos hiperactivos y el desarrollo del lenguaje. Se cree que cuantas menos horas de sueño tenga el niño peor rendimiento tendrá en la etapa de Primaria, además de presentar un desarrollo mucho más lento que sus compañeros.

Horas de sueño

¡Las horas que duerme tu hijo importan y mucho! ¿Has calculado cuánto duerme al día? Los expertos recomiendan que los bebés recién nacidos y menores de un año duerman entre 13 y 14 horas (contando con siestas). A medida que el niño va creciendo estas horas se van reduciendo a 11 y 12 horas en la etapa de Primaria.

Descanso reparador

Dormir es una de las actividades más importantes en nuestra infancia y es que durante este proceso se liberan ciertas hormonas que ayudan al bebé a crecer y a tener un neurodesarrollo adecuado, desarrollando también de esta manera el sistema nervioso.

Por todo esto resulta imprescindible garantizarle a tu peque el mejor sueño, confiando en opciones de descanso específicas para ellos como la gama kids de Ultraconfort, compuesta por nuestros colchones Urban, Río, Cuna y Cuna osito. ¡No olvides consultarnos tus dudas, te ayudaremos encantados!