¡Dime qué comes y te diré cómo duermes! La alimentación juega un papel determinante en la vigilia y el sueño, porque nos aporta aminoácidos y vitaminas que nos ayudan a dormir bien. Hoy te traemos una lista de los 7 alimentos más recomendables para asegurar tu descanso:

1.Frutos secos

Los alimentos ricos en melatonina como la nuez y la almendra son fundamentales para tu descanso nocturno.

2. Leche

¡Pásate a los lácteos! Tomar una taza de leche caliente por la noche es un hábito relajante que te preparará para meterte en cama.

3. Cereales

La pasta, avena, arroz y el trigo son una gran fuente de serotonina por lo que te aportarán una sensación de bienestar y plenitud.

4. Miel

El oro de las abejas es el complemento perfecto para endulzar tus tés e infusiones. ¡Una opción ideal que facilitará tu descanso!

5. Aves

Las carnes de pavo y pollo tienen un alto contenido en triptófano, el aminoácido más esencial para conciliar el sueño.

6. Frutas

Si eres de los que no comen ni una sola fruta a la semana tienes más probabilidades de dormir peor y es que alimentos como el plátano y el kiwi mejoran la conciliación y la duración de tu descanso.

7. Pescado azul

El salmón y el atún son una fuente natural de triptófano, proteínas y micronutrientes por lo que te facilitarán quedarte dormido.

Además de vigilar qué comes también debes atender cuánto comes, para que tu descanso sea duradero, de calidad y reparador deberás evitar comidas muy copiosas antes de dormir. ¡Así evitarás que tu cuerpo esté trabajando en la digestión mientras tú intentas dormir!