Dormir es una actividad necesaria para recuperar el equilibrio físico y psicológico. El sueño es fundamental para todos, pero lo es todavía más en la etapa del desarrollo de un niño. Por eso, es esencial establecer una serie de pautas que ayuden a los más pequeños de la casa a conseguir una buena rutina de descanso.

Establecer una rutina

Podemos generar una rutina sencilla antes de acostarse, incorporando pequeños hábitos que el más pequeño pueda asimilar fácilmente (por ejemplo, la hora del baño, lavarse los dientes, leer un cuento antes de dormir). Estas secuencias de tareas ayudan a los niños a prepararse para el sueño.

Evitar distracciones

Debemos procurar que el niño se relaje antes de irse a la cama. Hay que evitar que realicen actividades muy enérgicas y que interactúen con aparatos electrónicos y fomentar otras que supongan un estímulo positivo, como hablar un rato de lo que más le ha gustado del día o leer un libro, algo que además ayuda a potenciar su creatividad, incrementar su capacidad de atención y mejorar su vocabulario.

Fomentar la actividad física diaria

Es importante que el niño tenga una correcta actividad física durante el día para ayudarlo a liberar energía; de esta forma el cansancio les dará una predisposición mayor para irse a dormir.

Elegir un equipo de descanso adecuado

En Ultraconfort disponemos de colchones adecuados a la edad de cada niño, desde la cuna (modelos Cuna y Cuna osito) a la adolescencia (modelos Río y Urban), que tienen en cuenta las necesidades de descanso de cada etapa de desarrollo.

Con estos sencillos consejos garantizamos el buen descanso de nuestros hijos. ¡Descubre los mejores colchones y complementos de descanso para los más pequeños en Ultraconfort!