Un topper o sobrecolchón es un producto de descanso complementario de gran utilidad. Se presenta en forma de plancha y con un relleno de plumón, viscoelástico o fibra y un grosor de entre 4 y 10 cm y se coloca sobre nuestro colchón para otorgar un plus de confort a nuestro descanso. La elección del colchón es un elemento fundamental para tener una buena calidad del sueño, pero en ocasiones puede ser interesante recurrir a estos accesorios para prolongar la conservación del colchón o potenciar sus cualidades. Desde Ultraconfort queremos que conozcas algunas de las ventajas que te ofrecen los toppers.

Ventajas de adquirir un topper para tu colchón

Aumenta la vida útil de tu colchón: usar topper aumenta considerablemente la vida útil de nuestro colchón, ralentizando el deterioro y la deformación de nuestro colchón y minimizando la presión que ejercemos sobre sus materiales. De esta forma nuestro colchón durará más tiempo en buen estado.

Es más higiénico: El topper evita que se filtre la humedad, los ácaros o las bacterias al colchón, evitando que lleguen al interior del colchón. Funciona como una capa extra que ayuda a mantener la higiene de la cama. Además, los toppers suelen ser desenfundables, lo que permite limpiarlos más fácilmente que un colchón.

Es más económico: El topper es una forma económica de alargar un poco más la vida de un colchón antiguo. Con un desembolso más pequeño podemos seguir durmiendo confortablemente un tiempo más.

Permite modificar la firmeza u otras características del colchón: La utilización de un topper te permite complementar y añadir cualidades extra a tu colchón, como una mayor firmeza o un mayor confort.

En Ultraconfort disponemos de cuatro toppers diferentes, en función de las necesidades de firmeza adaptabilidad y transpirabilidad que necesite cada cliente. ¡Descubre el tuyo!