Buscar

"Chuvia na lúa de outubre sete meses cubre"

Traduciendo, si llueve en la luna de octubre, el mal tiempo será habitual en los seís meses siguientes. Pues sí, para los gallegos la lluvia es algo serio...



Sabías que existen más de 100 formas para decir lluvia, ¡Vamos! que somos como los inuit y sus cientos de palabras para la nieve. De esas 100 expresiones, 61 significan lluvia, dentro de las básicas tenemos: chuvia o choiva. El orballo, esa lluvia finita de poca intensidad, que te empapa que no veas porque no para nunca, también es conocida como orballada, chuvisco, chuviscada, chuviña, boreas... Si hablamos de chaparrones usaríamos babuxa, babuxada, barruxeira, barruñeira, barriceira, babuña, barruzo, borralla, barrallo, barbuza, barrufa o breca. SI comparamos las gotas de agua con polvos suspendidos encontramos poalla, poalleira, poallada, froallo, lapiñeira, marmaña, parruma, parrumada, patiñeira, patumeira, poallo o zarzallo.


Las lluvias fuertes se nombran como arroiada, basto, ballón, bátega, cebra, bategada, cebrina, chaparrada, chuvascada, cifra, ciobra, dioivo, xistra, treixeada, chuvasco, zarracina, chuveira si además vienen con truenos o rayos tenemos treboada, torboada, torbón, trebón, borrascada.


Si hay nieve o hielo, escarabana, nevada, nevareira, nevarío, nevisca, pedrazo, salabreada, sarabiada o torba, complicándolo más si se suma la niebla que moja, borraxeira, fuscallo, cegoña, borraxoia, néboa, brétema, neboeiro, nebra, zarrazina. Jajajajajja y para cuando la lluvia cesa también hay unas cuantas, amizar, delampar, escambrar, estear, estiñar o estrelampar.


Y claro que las expresiones populares no podían faltar: "Chover a ballón", "Chover a esgalla", "Caer a barullo", "Caer a choupón", "Caer a chichón" o "Chover a caldeiros", todas ellas para definir que se está cayendo el cielo... Si te has olvidado el paragüas llegas a casa "Como un pito".


Ya sabes que en Galicia el sol no está garantizado, aunque con el calientamiento global llueva menos, no está de más estar preparado para comunicarse en cuanto lo imprescindible para nosotros.


¿Y qué te apetece con estos días de lluvia?, pues estar acurrucado en un buen colchón, con cine, chocolate caliente y un buen edredón, si es en buena compañía aún mejor. Así que ya sabes, si necesitas renovar tu colchón y prepararte para los siguientes meses lluviosos, cuentas con nuestra ayuda para elegir el colchón y los accesorios que mejor se adapten a tí, para disfrutar agustito con los tuyos o a sólas, porqué no, eso sí súper cómodo.

18 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo