Buscar

¿En otoño dormimos más?

Hechos al verano nuestro cuerpo tarda en acostumbrarse al clima otoñal. Los cambios de estación pueden modificar el estado de ánimo de las personas, afectan a nuestro cuerpo y por lo mismo a nuestro descanso, el otoño llega con cambios de temperatura y menos horas de luz que pueden empeorar la salud.


La principal responsable es la Melatonina, una hormona encargada de regular el sueño y la temperatura corporal, cuya producción aumenta al reducirse la cantidad de luz, este incremento baja la Serotonina, la hormona de la felicidad, por eso nos sentimos más tristes.


Entre los síntomas que podemos sentir en otoño están el cansancio, los dolores musculares, la desgana, los trastornos alimenticios o de temperatura corporal y los problemas para dormir (Insomnio) o la Hipersomnia (necesidad de dormir demasiado). Estos síntomas se conocen como Astenia otoñal. Las alteraciones en el sueño suelen durar entre 3 o 4 semanas hasta que el cuerpo se acostumbra.


En otoño se deprime el sistema inmunológico, se producen migrañas, dolores de cabeza. El frío y los frentes de bajas presiones aumentan la viscosidad de la sangre y los niveles de azúcar suben, la presión de los fluídos en las articulaciones de los huesos como codos, muñecas, rodillas y cuello se ven afectadas, duelen las articulaciones, sube la tensión, el corazón aumenta el ritmo para mantener la temperatura del cuerpo, hay más casos de asma, te sientes más solo; pero no todo es malo, el cerebro segrega más Dopamina, estamos más dispuestos a mantener relaciones amorosas y se incrementa la líbido.


Existe riesgo de que el insomnio otoñal se vuelva crónico, para evitar que sea así es mejor no consumir café o acohol, hacer siestas más cortas, hacer ejercicio y evitar el uso de pastillas que generen adicción. Hay plantas medicinales que ayudan a conciliar el sueño como son la Valeriana, la Lechuga, la Melisa, la Tila, la Amapola o el Espliego.


Algunas personas sufren un Trastorno Afectivo Estacional, un tipo específico de depresión durante otoño e invierno relacionado al desequilibrio de Serotonina, exceso de producción de Melatonina y carencia de Vitamina D. Las personas que lo sufren, no duermen menos, pero si de diferente manera, pasan más tiempo en la fase REM (cuando soñamos).


Para superar la Astenia se recomienda tomar baños de sol de al menos 10 minutos diarios, hacer ejercicio, consumir alimentos típicos del otoño como son los frutos secos, las semillas, el boniato, la calabaza o la manzana; buscar momentos compartidos con la familia o los amigos al aire libre, también te ayudará a dormir mejor.


Existen dos procesos del sueño que se coordinan entre sí:

El Proceso Homeostático que mide las horas que llevamos despiertos, mientras más horas en vigilia, acumulamos mayor cantidad de Adenosina en el cerebro y necesitamos más horas para limpiarla.


Y el Proceso Circadiano que dice a nuestro cuerpo cuando dormir y cuando despertar, en éste la luz y la obscuridad tienen un papel principal, por eso durantel día hay que exponerse a la luz y conforme se acerca la hora de dormir hay que reducirla para producir Melatonina.




Ya sabemos que no dormir tiene consecuencias negativas en la salud, puede afectar nuestros estados de ánimo, disminuye nuestra capacidad de estudiar, trabajar, tomar decisiones en el día a día; sufrir hipertensión, diabetes y obesidad. Por eso es importante cuidar el sueño y el descancio durante los cambios de estación. Ayuda también irse a la cama pronto, evitar estímulos en la habitación donde duermes...


En Ultraconfort estamos para ayudarte, no dudes en visitarnos o localizar el punto de venta que mejor te convenga, recuerda que invertir en descanso es invertir en salud. Pruébanos y duerme bien todo el año.








19 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo